✅ | Información para pacientes verificada por el Dr. Diego Méndez Rosito

Gliomas

Los gliomas cerebrales son tumores que se originan de las células gliales por lo que están en el interior del cerebro o médula espinal. Este grupo de tumores puede variar dependiendo de que tipo de célula se origina (astrocitos, oligodendrocitos o células ependimarias)

Debido a que los gliomas se encuentran en el interior del cerebro estos tumores producen un efecto de masa sobre las estructuras sanas causando dolores de cabeza, nausea y/o vómitos.  

Los síntomas que causan estos tumores van a depender de dónde están localizados. Por ejemplo si un paciente tiene un glioma localizado cerca del surco central este tumor puede causar debilidad del brazo contralateral, o si en otro paciente el tumor esta localizado en el lóbulo occipital a este paciente le causará un defecto visual.

Por lo general los pacientes con gliomas tienen una predisposición genetica con una alteración molecular en el ADN causando el crecimiento de células anormales que producen el crecimiento del tumor. Estas alteraciones son consideradas normalmente como esporádicas ya que no están relacionadas con causas hereditarias.

Existen factores de riesgo como la radiación. Esta descrito que la exposición a la radiación ionizante puede causar alteración en la estructura genética de las células. Por lo que la exposición a la radioterapia y rayos X puede llegar a causar el crecimiento de un glioma. La exposición a la radiación no ionizante, como el de los célulares, es polémica. Existen muchos estudios en donde analizan la relación del uso de móviles celulares y por lo general se concluye que no es un factor de riesgo. Aunque pasarán algunos años en donde podremos ver si hay o no una relación.

Existen estudios que nos pueden orientar en cuanto a la posibilidad diagnóstica. La resonancia magnética es el estudio inicial para la evaluación preoperatoria de un glioma. Este estudio podrá analizar tanto la localización como las caracteristicas del tumor. Dentro de las características más importantes es evaluar si capta o no medio de contraste y que tanta inflamación produce a los tejidos vecinos. Este análisis nos permite analizar antes de la cirugía ante que tipo de tumor estamos.

El diagnostico definitivo de un glioma es únicamente por una biopsia con un análisis histopatológico, inmunohistoquímico y molecular. Esto se traduce en que el diagnóstico se establece únicamente con una cirugía.

Existen gliomas benignos y malignos, estos se van a diferenciar de acuerdo al tipo de tumor diagnosticado. Los gliomas se pueden diferenciar en Alto o Bajo Grado y se clasifican en grados del I al IV de la OMS (Organización Mundial de la Salud) donde los grados I son benignos y los grado IV son malignos. Estas clasificaciones ayudan a establecer el pronóstico y tratamiento.

 

Méndez-Rosito D, Rangel-López E, Aguirre-Cruz ML. Standardizing a central nervous system tumor DNA biobank. PubMed U.S. National Library of Medicine, July – August, 2012

El tratamiento de los gliomas puede ser multidisciplinario de acuerdo al tipo de tumor diagnosticado.

Cirugía: Craneotomía (ver video)


La cirugía tiene el propósito de:
diagnosticar el tipo de tumor enviando una muestra a patología
– resecar o quitar la mayor parte de tumor posible

Una adecuada técnica de microcirugía con profundos conocimientos anatómicos y funcionales son vitales para éxito de una cirugía.

La extensión de la cirugía va depender de la localización del tumor. Se usan diferentes tecnologías para mayor seguridad del paciente. Un análisis preoperatorio con una resonancia magnética funcional puede evaluar la necesidad de establecer protocolos especiales durante la cirugía.  En algunos pacientes, cuando el tumor esta muy cerca de algún área crítica, es necesario incluso interactuar con el paciente durante el procedimiento o hacer protocolos de estimulación de la corteza cerebral para garantizar un mejor resultado postoperatorio. El uso de filtros especiales en el microscopio (flourescencia intraoperatoria) permiten una mejor visualización del tumor durante la cirugía y por lo tanto un mejor resultado.


Quimioterapia (“Quimio”):
Según el tipo y grado de glioma puede ser necesario el tratamiento complementario con qumioterapia. El uso de agentes biológicos individuales o en conjunto ayudan al control del tumor cerebral y por lo tanto a la sobrevivencia. Estos agentes ayudan a potenciar la radioterapia por radiosensibilización de las células tumorales. Este tratamiento va ser dirigido por un especialista en neuro oncología.

 

Radioterapia – Radiocirugía (ver video):


El tratamiento complementario con radioterapia es importante en los gliomas de alto grado. La radioterapia funciona con la aplicación muy precisa de altas dosis de radiación directamente en el tumor. Esta radiación se aplica por medio de múltiples haces que convergen en un punto muy preciso al delimitar el tumor.

Esta radiación actúa a nivel de DNA de las celulas tumorales alterándolas para prevenir que se continúen replicando de manera anormal.

Existen múltiples estudios en donde se demostró que los pacientes con cirugía + radioterapia tienen una mejor sobrevida que los pacientes que tienen únicamente cirugía. Por esto la radioterapia se ha establecido como un tratamiento adyuvante muy importante en los pacientes con gliomas de alto grado.

Existen 2 modalidades generales para el tratamiento en estos pacientes:

  • La radioterapia se trata de establecer una dosis, la cual se divide en múltiples sesiones. Por lo general la dosis total se divide en aproximadamente 28 sesiones la cual se va ir aplicando gradualmente diariamente durante casi un mes.  Esta técnica se aplica generalmente cuando los volúmenes del tumor son relativamente elevados.
  • La radiocirugía establece una dosis la cual se da en una dosis única o pocas fracciones. Esta técnica se aplica usando un Acelerador Lineal (LINAC), Gamma Knife o Bomba de Protones. Para ser candidato a esta técnica el volumen o tamaño de la lesión debe ser pequeño además de no estar en íntimo contacto con estructuras vitales (por ejemplo el nervio óptico o el tallo cerebral).

La radioterapia es aplicada por un equipo de especialistas formado por neurocirujano especialista en radioterapia o por un radio oncólogo además de físicos médicos quien en en conjunto analizan el objetivo y evalúan la mejor alternativa de tratamiento.

Contacto

Consultorio dentro del Hospital Ángeles Pedregal

Dirección: Camino de Sta. Teresa 1055-S, Consultorio 778, Col. Héroes de Padierna, Alcaldía Magdalena Contreras, CDMX, CP 10700.

Teléfono: (+52) 55 5677 9301

Whatsapp: 55 4416 6917

Correo electrónico: especialidadesneurologicas@gmail.com

Especialista Recomendado

Dr. Diego Méndez Rosito

Doctor Diego Mendez Rosito

Tratamiento

Cuidados del Paciente